18 abr. 2013

La leche y el envase

Hace unas pocas semanas, durante mi última rotación de prácticas en el centro de salud. Estoy en la consulta  con el pediatra viendo a los peques, aprendiendo y disfrutando mucho.

Cuando se acaba la consulta programada, en los diez minutos para el café a mitad de mañana, viene un representante a ver al pediatra. Como a mí no me conoce, después de presentarse lo primero que hace es venderme su producto estrella. Aquí recojo el diálogo tal cual sucedió:

- Representante: Soy fulanito, de la compañía X.
- Yo: Álvaro, estudiante de 6º, encantando.
- Representante: Nuestra compañía es la que tiene la segunda mejor leche del mercado.
- Yo: Porque la primera es la materna, ¿no?
- Representante: Sí, pero sólo por el envase.  
(Risas del representante y cara de circunstancias por mi parte).

Perdonad el lenguaje: Pero... ¿el ENVASE? ¿La leche materna es mejor porque sale de una teta? ¿Sólo por eso? ¿Este tío es tonto o qué le pasa? No sé que pensaría el pediatra porque no lo comenté después con él, pero la impresión que me dio este comercial era de ignorante y de machista, por intentar hacer un chiste tan patético como ése y por no tener ni idea de lactancia materna.

Me da igual que las leches de fórmula tengan probióticos, iones a punta pala, ácidos grasos con todo el alfabeto griego y si quieres hasta plutonio para que los niños se conviertan en superhéroes radiactivos. Pero nunca una leche en polvo va a ser mejor que la materna. Para mí el ejemplo es muy simple: si tengo que elegir prefiero una sopa hecha en casa con todos sus avíos a una de sobre con fideos y polvitos; prefiero una hamburguesa con buena carne aliñada en casa y un pan de verdad a una de un euro.

Pues con la lactancia creo que pasa lo mismo. Que lo natural va a ser siempre mejor y más sano. Yo aún no tengo mucha idea de Pediatría, pero esto lo tengo claro. La lactancia materna es mejor porque es natural, porque previene el desarrollo posterior de alergias, intolerancias y otras enfermedades en el niño; disminuye el riesgo de cáncer de mama en la madre; refuerza la relación entre madre e hijo y encima es más barata.

Está claro que hay madres que por diversas circunstancias no pueden dar el pecho a sus hijos. En estos casos, la leche artificial es el mejor alimento que se le puede dar a los lactantes. Pero siempre que sea posible la leche materna debe ser el alimento principal del bebé y el recomendado por el personal sanitario.

Os dejo un enlace al blog de un gran pediatra, José María Lloreda, que tiene varias entradas relacionadas con el tema de la lactancia: http://laincubadora.blogspot.com.es/search/label/lactancia%20materna Un estilo muy ameno y muy didáctico.
Cara de felicidad, y es que no hay nada mejor que lo natural.
(Imagen tomada de www.elrincondetumatrona.com)

22 ene. 2013

Bioética en Ciencias de la Salud: un libro que hacía falta


El pasado mes de diciembre, la editorial Elsevier publicó un libro que llamó mucho mi atención y que hoy voy a reseñar. El libro es toda una novedad en su campo pues, al menos hasta donde yo sé, hasta ahora no había un libro de estas características escrito y publicado en nuestro país. Estoy hablando de la nueva obra del profesor Miguel Ángel Sánchez que se titula Bioética en Ciencias de la Salud.

Este libro es fruto del trabajo que el profesor Sánchez González lleva realizando durante veinticinco años en la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). El autor, médico especialista en Medicina Interna y Endocrinología además de licenciado en Filosofía, entró en contacto con el mundo de la Bioética mientras se encontraba realizando su tesis doctoral. Desde entonces, se dedica a la docencia de esta asignatura y dirige, desde 2011, el Magíster en Bioética de la UCM.

Si hago hincapié en el currículum del autor es para hacer notar que este libro nace después de una dilatada experiencia docente en el campo de la Ética en Medicina y del esfuerzo por recopilar en un volumen los requerimientos de los planes de estudios del EEES (el llamado plan Bolonia). Los cambios introducidos en estos planes de estudios han dotado a la Bioética de una importancia de la que hasta ahora no gozaba. Todas las facultades de Medicina en España han introducido una o más asignaturas de Bioética para que los futuros médicos vayan tomando contacto con los fundamentos de la profesión médica y con la resolución de problemas que se plantean a diario en la práctica clínica.

El libro de Bioética en Ciencias de la Salud viene a cubrir todas las necesidades que ha generado la necesidad de impartir esta asignatura. Está dividido en tres secciones: Ética General, Historia y fundamentos de bioética y Bioética médica.

En la primera de ellas se presentan los principales conceptos de la Bioética, a saber, la libertad, los hechos, valores y deberes, las teorías éticas, la justicia, etc., que serán los pilares para poder entender el resto del texto. La segunda parte habla sobre la deontología médica (los deberes del médico), las distintas escuelas bioéticas, la investigación y el estado actual de esta disciplina. Por último, la parte más extensa del libro es la que hace referencia a la Bioética Médica, es decir, la que plantea los grandes temas de esta ciencia: relación con los pacientes, terapia génica, sexualidad humana, medicina de los ancianos, cuidados paliativos y muerte, trasplante de órganos, investigación con seres humanos, por citar sólo algunos ejemplos.

El libro se acompaña además de contenido en línea en los que el alumno puede encontrar esquemas docentes de los temas más importantes del libro y una batería de casos clínicos para poner en práctica los conocimientos adquiridos.


He dejado para el final el aspecto que considero más importante en este libro, que es la filosofía que lo inspira. El texto del profesor Sánchez no pretende ser una rígida guía de valores predeterminados, no trata de imponer nada. Queda fuera de duda cualquier atisbo de adoctrinamiento por parte del autor. Al contrario, la Bioética que aquí se presenta busca ofrecer una visión amplia, abierta, que sugiera al lector pensar acerca de su propio sistema de valores y llegar a las conclusiones que sean mejores en el ejercicio de su autonomía y de su profesión. En definitiva, este libro nace con vocación de llegar a todos los alumnos que van a estudiar esta materia en los próximos años.